Hero Image
5 razones para usar isover: aislamiento térmico

Aislamiento Térmico

El aislamiento Térmico consiste en reducir la transferencia de calor y los intercambios térmicos

En invierno, disminuir la pérdida de calor, es decir, minimizar el flujo de calor desde el interior hacia el exterior y en verano evitar la entrada del calor reduciendo el consumo de aire acondicionado.
En la construcción es un pilar importantísimo a tener en cuenta ante los problemas energéticos actuales tanto en nuestro país como en todo el planeta. 

Aislamiento Térmico

La utilización de lana de vidrio Isover en la construcción persigue los siguientes objetivos:

  • Evitar la contaminación ambiental generada por la combustión de combustibles orgánicos. Cuidado del medioambiente. 
  • Reducir el consumo de energía. Ahorro en equipos de calefacción y refrigeración, reflejándose directamente en las tarifas y la contaminación producida al generar energía. 
  • Mejorar el confort. Mantener una temperatura uniforme. 
  • Evitar problemas de condensación.
  • Controlar patologías constructivas que, además de deteriorar aspectos constructivos, son perjudiciales para la salud de los seres humanos.

Como puede apreciarse, cada uno de estos ítems son de una gran importancia en la actualidad, tanto a nivel internacional como nacional. Todos ellos pueden lograrse aislando térmicamente en forma adecuada los edificios. 

La densidad de los materiales influye en su valor de lambda y, por lo tanto, en su resistencia térmica. Al aumentar la densidad baja el coeficiente de conductividad y consecuentemente mejora la Resistencia térmica.
Sin embargo, está variación es acotada, no se puede disminuir el lambda indefinidamente aumentando la densidad, existen límites.
En la lana de vidrio, la mejora máxima que se puede obtener es de un 20 %.
Por el contrario, si se aumenta el espesor, la Resistencia térmica aumentará proporcionalmente y en ese caso no existen límites, exceptuando el espacio físico, para obtener la resistencia que se desee. Por lo tanto, siempre será más eficiente desde el punto de vista económico, trabajar con lanas de vidrio de baja densidad en espesores altos, que trabajar con espesores menores y aumentar la densidad. Esto es así porque el costo se incrementa de igual forma aumentando en iguales proporciones el espesor o la densidad.
En otras palabras, al duplicar el espesor, se logrará el doble de resistencia térmica, mientras que si se duplica la densidad (que significa el mismo incremento de costo), sólo se logrará, a lo sumo, un 20 % más de resistencia térmica.

La lana de vidrio Isover es el mejor material aislante, comparado con otros materiales por ejemplo: se necesitaría un metro de espesor de mampostería de ladrillos, 2 metros de espesor de hormigón o 7 metros de espesor de acero para lograr igual Resistencia térmica que la que se obtiene con 5 centímetros de lana de vidrio de baja densidad.