El ruido que proviene del exterior no solo pasa por las paredes, techos, ventanas y puertas, las cajas de persianas son un punto débil de aislamiento donde además los ruidos se amplifican, ya que no es posible el sellado hermético de la misma, es importante que la cámara de aire no refleje los ruidos en su interior por ello la absorción es muy importante.